Eduardo Cardet, en peligro tras ser apuñalado en prisión

El coordinador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), Eduardo Cardet, continúa padeciendo los horrores de las prisiones cubanas tras ser detenido violentamente frente a su casa en Holguín -el 30 de noviembre de 2016- por fuerzas policiales del régimen cubano.

 

Cardet es uno de tantos activistas cubanos que permace en prisión sin haber cometido delito alguno. Según informó a Diario de Cuba su esposa, Yaimaris Vecino, el opositor “todavía tiene secuelas de la golpiza que le propinaron tres reos comunes el pasado diciembre en la cárcel de máxima severidad conocida como Cuba Sí”.

 

“Este lunes fui allá. Pude verificar cómo lo golpearon. Todavía tiene secuelas. Está mareado y tiene las marcas de dos puntazos que le hicieron con un objeto punzante en el abdomen. Las señales físicas (de la golpiza) que tiene son preocupantes”, reveló Vecino.

 

La hermana de Cardet, Miriam Cardet Concepción, presentó “una queja” el pasado 12 de enero en la Fiscalía General de la República “en la que hizo un resumen de todas las inconformidades y arbitrariedades que han estado fuera de la ley en el caso”.

 

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) declaró a Cardet “prisionero de conciencia” y en 2017 lanzó una acción urgente por su “liberación inmediata e incondicional”.