Periodistas del ICLEP bajo acoso y vigilancia de la Policía Política

En 10 días la Policía Política ha desatado diferentes operativos en diferentes localidades de Cuba contra los periodistas y directivos del ICLEP, con el saldo de 18 hechos represivos contra los comunicadores ciudadanos.

El 24 de abril, la Policía Política impidió un taller de periodismo en la sede del medio de comunicación comunitario Amanecer Habanero. Nueve periodistas fueron amenazados con ser arrestados. Pedro Luis Hernández, Director de Capacitación del ICLEP y Orlidia Barceló, directora de El Espirituano, fueron escoltados y conducidos a la terminal de ómnibus nacionales, donde los obligaron a abandonar La Habana con destino a Sancti Espíritus, provincia donde residen, mientras que a Daniel González, Director de Amanecer Habanero y organizador del taller periodístico, fue citado para la unidad policial territorial del Capri, donde el Capitán Jorge lo interrogó por actividades provocativas y contrarrevolucionarias y lo amenazó de prisión.

Del mismo modo, el 24 de abril, pero en Artemisa (60 km al suroeste de La Habana), la Policía Política citaba e interrogaba, en la unidad de la PNR del municipio Candelaria, a cuatro periodistas del ICLEP, entre los que se encontraba el Director de Monitoreo y Evaluación del instituto, Alberto Castaño Echenique y la directora del medio de comunicación comunitario El Majadero de Artemisa, Misleidys Sierra. A los cuatro periodistas el oficial de la Policía Política que se hizo llamar Oscar los amenazó con llevarlos a prisión si continúan con sus actividades informativas. El periodista Castaño Echenique, al día siguiente (25 de abril), fue nuevamente interrogado y amenazado con ser encarcelado en la prisión de Taco Taco.

El Director Ejecutivo del ICLEP, Alberto Corzo, y la directora del medio de comunicación comunitario Cocodrilo Callejero, Martha Liset, fueron citados e interrogados en la unidad de la Policía Política en Colón, Matanzas, el 26 de abril, por el jefe de enfrentamiento de la contra inteligencia de la Seguridad del Estado que se hace llamar Capitán Orlando Figueroa.

A ambos periodistas el Capitán Figueroa los acusó de mercenarios y de subversión de actividades ilícitas y los amenazó con llevarlos a prisión, entre otros motivos, por incitar a las personas a pronunciarse en contra de la revolución.

Durante el interrogatorio que duró alrededor de una hora y media el policía político les aseguró que impondrán multas a todos los reporteros ciudadanos que escriban en el medio de comunicación comunitario Cocodrilo Callejero.

Otro hecho represivo contra el Director Ejecutivo del ICLEP ocurrió este 2 de mayo cuando fue arrestado por oficiales de la Policía Política en la terminal de ómnibus de la provincia Matanzas y conducido a la Dirección Provincial de Operaciones de la Seguridad del Estado, donde fue interrogado por el oficial de la Policía Política y jefe de enfrentamiento de actividad contrarrevolucionaria en la provincia, Coronel Richard David.

“De forma amenazante y filmándome con una vídeo cámara los oficiales me indicaron que me bajara del ómnibus”, expresó el directivo del ICLEP y aseguró: “en todo momento durante la detención, el traslado y el interrogatorio me estuvieron filmando con una vídeo cámara”.

Pasadas unas 5 horas del arresto, el periodista Alberto Corzo fue trasladado por la Policía Política hacia el municipio Colón, Matanzas, y multado con 150 pesos moneda nacional por supuestamente violar disposiciones de seguridad por no querer lo firmaran con la vídeo cámara.

Por otro lado, este 4 de abril, el periodista y director de Amanecer Habanero, Daniel González, fue citado, interrogado y amenazado de prisión por segunda vez en unos 10 días, en la unidad territorial del Capri en La Habana. En esta última ocasión le levantaron acta de advertencia por sus actividades periodísticas.

Durante el interrogatorio, el periodista fue cuestionado por su quehacer periodístico fundamentalmente por la distribución del periódico Amanecer Habanero en las localidades Belén y Jesús María, en La Habana Vieja.

Los periodistas y directivos del ICLEP que han sido violentados por la Policía Política cubana en unos 10 días trabajan en cuatro medios de comunicación comunitarios (Amanecer Habanero, Cocodrilo Callejero, El Majadero de Artemisa y El Espirituano) de los seis con los que cuenta ICLEP dentro de Cuba y se nombran Alberto Corzo (2 hechos represivos contra su persona), Alberto Castaño (2 hechos represivos contra su persona) , Pedro Luis Hernández, Daniel González (2 hechos represivos contra su persona) , Misleidys Sierra, Martha Liset, Orlidia Barceló, Modesto Hernández Herrera, Alejandro Hernández Rodríguez, Bárbaro Pérez Fernández, Suset Jiménez Ciriano, Julián Guillermo Espino, José Ignacio Martínez, Arodis pelicie y Marinavy Matos.